Search This Blog

Loading...

INTRODUCCION


En algún lugar en lo profundo de la jungla donde pocos se atreven a penetrar, vive un
animal salvaje que se llama ÉXITO. Es muy escaso y perseguido pero muy pocos se
arriesgan a perseguirlo y capturarlo. La cacería es larga, ardua y llena de riesgos. Hay
muchas penurias a lo largo de ese camino que tratarán de desgarrar el corazón y el
alma. Las malezas de la jungla presentan una barrera casi impenetrable. Los insectos
constantemente te muerden y horadan la piel. Reptiles venenosos, cocodrilos y otros
animales son verdaderos peligros para tu seguridad.
El ardiente e incesante sol es tu constante compañero hasta el atardecer; luego la
temperatura desciende hasta el punto del congelamiento y entonces añoras
nuevamente el ardoroso sol contra tu ya enrojecida y ampollada piel.
A veces te sientes débil y trastornado por el extremo cansancio. El éxito parece a veces
una criatura imaginaria y no propensa a ser capturada pero tú sigues avanzando pues
ya estas en lo profundo de la selva y no debes regresar sin el trofeo.
Y pasan los meses, quizá los años. Pero el Éxito no se presenta. Es animal muy astuto,
rara vez se expone y siempre esta listo a fugarse si sospecha cualquier peligro de ser
alcanzado.
No obstante el ser tan escaso, más escasos son los hombres y mujeres que aprestan
sus propias expediciones en busca del Éxito. Tú y yo somos parte de ese grupo que
“tenemos que alcanzar el Éxito”. Las recompensas son inmensas. Eso lo sabemos.
También sabemos que, a lo mejor, es muy difícil la cacería. Sabemos que hay factores
en contra nuestra. Sabemos que muchos han fallado y son muy pocos los que intentan
la expedición. ¡Cuándo nos enteramos de todo eso, es cuando nos damos cuenta de
que el éxito es para nosotros!
El éxito no es fácil. Es un animal realmente difícil de capturar, se requiere mucho
trabajo, rapidez mental y genuino deseo y persistencia de parte del cazador. Esta es
pues tu guía para la supervivencia en tu expedición, es tu manual rinoceronte para tu
más grande cacería. Úsalo y no solo obtendrás éxito más rápidamente sino que te será
muy divertido avanzar a la carga a través de la jungla.
¡Vamos! ¡Ahora mismo es la temporada para el éxito!

CAPITULO XV


CONVIÉRTETE EN RINOCERONTE HOY
Este es el último capitulo. Si en este capítulo, no has decidido aún convertirte en
rinoceronte, esta es mi única oportunidad para suplicártelo. Pero en este mismo
momento, el único que se beneficiaría si se decide eres tú mismo.
Todo lo que te pido es que te decidas a ser rinoceronte y te comprometas de manera
total. No hay nada peor que un rinoceronte a medias. No le des mala imagen a los
demás.
DEJA LAS INDECISIONES TRAS DE TI
Ojalá no estés sufriendo de indecisión. Si crees que puede ser, pero no estas seguro,
la mejor manera de deshacerte de ello es convirtiéndose en rinoceronte. Los
rinocerontes jamás sufren de indecisión. Los rinocerontes no tiene problema alguno de
en tomar decisiones y cumplirlas pues saben que las cosas siempre salen bien.
DEJA EL HÁBITO DE LA PREOCUPACIÓN
A lo mejor estás preocupado. La preocupación es una enfermedad que se encuentra en
todos los animales, exceptuando naturalmente los rinocerontes. La preocupación es
aniquilante hasta el final. Si piensas que alguna preocupación te vence, NO DEBES
dejar de convertirte en rino inmediatamente. Recuerda nuestro cuero de dos pulgadas.
Sé rinoceronte y líbrate de preocupaciones. Estarás tan ocupado cargando que no
tendrás tiempo de preocuparte.
Otra de las enfermedades relacionadas es la sobre ocupación. Si padeces esta
enfermedad nunca tendrás nada. Nunca llegaras a tu potencial completo.
Tal vez dudas de tus propias habilidades y estás definitivamente enfermo. ¡Conviértete
en rino antes de que sea demasiado tarde!
NO SEAS FRÍO
Tal vez ni te importe. Tal vez sufras de indiferencia y no te has dado cuenta. Los
sintamos son falta de ambición y una cierta frialdad. Esa buena vida rino se te escapará
si no dejas de ser frío. ¡Calientate! Veamos si realmente estás vivo.
Tengamos la esperanza de que el pesimismo no te haya abatido. Si te quedan sesos,
vuélvete rinoceronte ahora mismo. Serás más feliz y los demás también lo serán. El
mundo ama al rino optimista.
Entonces ¿ya te decidiste? ¿Te convertirás en un rinoceronte? Ahora te puedes
proclamar como un rinoceronte completo y así te has asegurado una feliz, larga,
próspera y exitosa vida rinoceronte. ¡A LA CARGA!
VE, RINOCERONTE, VE
Sabes que el secreto del Éxito es ser rinoceronte. El secreto del Éxito es sobreponerse
a la inercia. El secreto del Éxito es CARGAR.
El secreto del Éxito es activarse. Siente muy adentro de ti ese deseo ardiente que te
hará correr. Nada va a suceder hasta que no lo hagas. Piensa como rinoceronte y
actúa como tal. No hay otra manera. El pensar positivamente no te conseguirá nada si
no lo combinas con ¡¡¡A LA CARGA!!!!
Escribir metas no significa nada si no cargas contra ellas. Hablar es sólo ejercicio oral
si no ACTUAS sobre lo que hablas. Los sueños son apenas sueños si no eres
rinoceronte y cargas contra ellos.
Ve, pues, rinoceronte y haz que tus sueños se conviertan en realidad.
¡¡¡¡¡ A LA CARGA!!!!

CAPITULO XIV

PREPÁRATE PARA LOS PROBLEMAS RINOCERONTES
Los rinocerontes siempre están preparados para los problemas, no importa cuanto
dinero tengas, aún así tendrás problemas. Los problemas no tienen alianza con nadie,
son comunes a todos.
La diferencia que hay con los rinocerontes es en la manera de manejar esos
problemas. Los rinos no son buena pareja para los problemas. Sabes que existen pero
ni piensas en ellos. Mientras tú andes a la carga, ellos desaparecen. Mantente a la
carga y los pequeños problemas no te importarán. Siempre desaparecerán.
Con los problemas grandes es que tendremos que trabajar. Son parte de tu trabajo y
por fortuna tú sabes como se manejan.
LOS PROBLEMAS SON BUENA SEÑA
Los problemas significan que se progresa, que las ruedas giran y que avanzas hacia
tus metas. Ten cuidado cuando no haya problemas, es signo de inactividad es decir
que no se está haciendo nada. La carencia de acción significa que va loma abajo
deslizándote. Si no tienes problema rectifica hacia qué dirección te diriges. ¡Puedes
estar yendo hacia la nada!
Los rinocerontes no siempre están avanzando. Los problemas son las señales
camineras del progreso. Pasa suficientes problemas y habrás llegado a tu destino.
Luego, comienza a solucionarlos como un rinoceronte.
A LA CARGA CONTRA TUS PROBLEMAS
El primer paso para los problemas es identificarlos. ¿Sabes cual es tu problema?
Escríbelo. Esto te ayudará a identificar en tu mente la naturaleza exacta del asunto. Y
¿qué necesito para resolver el problema? Escribe el o las respuestas. Hay una solución
para cada problema ¡usa tu imaginación rinoceronte!
Cuando sepas qué es lo que debe hacerse, engránate en alta. ¡Si se quiere carga,
pues a la carga como un rinoceronte! Usa toda tu audacia para deshacerte totalmente
de ese problema, hasta erradicarlo por completo. Si permites que persista, te va a
causar muchos más problemas. Baja la cabeza, dirige tus cuernos hacia el problema, y
¡a la carga a todo vapor! ¡Vuélvelo pedazos! Saca toda tu agresividad contra ese
problema que te impide lograr tu meta.
PREPÁRATE PARA LAS PENAS
Hay problemas que tú no puedes subsanar. Estos están en la categoría de las penas.
Los fallecimientos en la familia y otras tragedias son parte de la vida también. No hay
manera alguna de que se puedan evitar, salvo si te encierras a vivir en una alacena.
Nuevamente aquí tengo que destacar la importancia de tener fe rinocerontes Dios.
Aunque somos muy grandes, los rinocerontes no creamos el mundo. Ni sabemos todas
las respuestas. Cuando nos llegan los tiempos de grandes penas es satisfactorio saber
que no estamos en la cima de todo. Mas allá está nuestro Hacedor esperándonos y él
mas allá es un sitio mucho mejor que el que tenemos aquí.
Salvo que creas que puedes luchar solo, salvo que creas que somos los animales
superiores de todo el universo, salvo que creas que la muerte es el final absoluto, cree
en Dios y ámalo.

CAPITULO XIII

DIVERSIONES RINOCERONTES
Cuándo estés paseando en tu auto, fíjate en los automovilistas ¿cómo se ven? Pronto
descubrirás que transita una manada de “zombies”. Estudia su cara, parece que va aun
entierro... ¡el suyo!
DIVIÉRTETE DANDO PROPINAS
Otra diversión rinoceronte es dar propinas. Las vacas también dan propinas pero
siempre dan a los mismos animales generalmente meseros, porteros y peluqueros.
Pero búscate otros animales, un vendedor de almacén, un cajero que te atiende
especialmente. No tiene que ser una gran propina.
Es divertido dar propinas a personas que no esperaban una propina.
SIEMPRE LLEVA $100
Lleva siempre contigo cien pesos. Ni lo exhibas ni lo gastes. El dinero es poder y por el
solo hecho de llevarlo te recordará tu potencia rinoceronte. No te preocupes en
perderlos o que te los roben ¡Eres un rinoceronte audaz!
TEN UNA NUEVA EXPERIENCIA
Todos los fine de semana las vacas salen a comer y al cine. Debes ser rinoceronte y
ensayar algo diferente. Por lo menos una vez a la semana haz algo diferente, ya sea
viajar en cometa, patinar, a un concierto de rock o a visitar un museo de arte.
¡Recuerda una vida rinoceronte es una aventura!

CAPITULO XII

EN LO ESPIRITUAL
Sólo tú mismo sabes como andas espiritualmente. La religión para la mayoría de los
animales es una cosa muy personal. Lo único que te puedo decir es que creas lo que
quieras creer pero SI debes creer en algo.
“ Finalmente, hermanos míos, lo que sea verdadero, lo que sea honorable, lo que sea
recto, lo que sea puro, lo que sea hermoso, lo que sea bueno, lo que goce de buena
reputación; y sin en ello hay alguna excelencia o hay algo digno de loa, deja que tu
mente albergue esas cosas” Filipenses 4:8
Cree en esto aunque no creas en nada más. ¿Y si puedes creer porque no creer en
Dios? ¡ El creer es gratis! No hay necesidad de comenzar a ir a la iglesia todos los
domingos. No tienes que leer la Biblia y ni siquiera comprar una. Si no estas
absolutamente satisfecho dentro de diez días dejas de creer. ¡Nada pierdes por el
hecho de creer, pero sí puedes ganar mucho!
¡Los rinocerontes no permiten que oportunidades como esta se escape! A no ser que te
ofrezcan un negocio mejor, debes tener una Fe de rinoceronte en Dios. ¡Él es la mejor
oportunidad de estos tiempos!